miércoles, 20 de enero de 2016

Juegos de la nostalgia


 Nostalgia de los llamados ahora cuarentones, recuerdos de pedir limosna a nuestras madres para que nos pudieran dar 25 pesetas de las de entonces. Hoy en día los niños de ahora lo tienen todo al alcance y nada les ilusiona. Recuerdo aquellos tiempos en que el dinero no afloraba mucho en nuestros bolsillos, como nos agolpabamos haciendo un corrillo viendo como un amigo jugaba.
Recuerdo ese momento de introducir la moneda como quien deja ir un barco de papel en el mar. Teníamos claro que siempre era la partida de nuestra vida ya que nunca podríamos saber cuando volveriamos a jugar.
Nuestras manos sudorosas agarraban el mando e intentabas darle con toda la fuerza y rapidez posible a los botones. Cada vida del juego era como una vida propia, no querias que se terminase.
La llegada de una nueva maquina al barrio era como la llegada de los reyes, mendigabamos al que la traía para que antes de que se fuera nos dejase "partidas gratis"
En fin gratos recuerdos que los niños de ahora nunca podrán saborear.